RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Cine argentino

La guarderí­a

Por: Laura Ávila

Con idea original de su directora y el gran David Blaustein, música de Nicolás Sorín y la producción asociada de Lita Stantic, el documental de Virginia Croatto se exhibe en el Malba.

En las antiguas tribus precolombinas, los aborígenes no tenían una familia en el sentido que hoy conocemos. Todas eran madres, todos padres, y a los niños los criaban juntos, con el mismo derecho a retarlos cuando se portaban mal y la misma necesidad de amarlos y protegerlos cuando había peligro.

"La guardería" cuenta la historia verídica de unos jóvenes montoneros que estaban exiliados en Cuba y que fueron reclamados en nuestro país para la famosa contraofensiva que muchas veces los terminó diezmando.

Algunos de esos jóvenes que tenían hijos, decidieron dejar a los niños en Cuba, para que nos sufrieran los embates del operativo.

Acondicionaron una casita de paredes blancas, cerca del malecón, y pusieron allí a sus chicos, al cuidado de otros compañeros que se quedaron.

La película está armada con el clásico recurso de la entrevista, alternado con animaciones con dibujos de infantes, imágenes de archivo, pequeñas reconstrucciones de la época a través de objetos como juguetes viejos, ropa, diapositivas, metrajes en Super 8, fotos, cartas y voces grabadas en casetes.

La guionista y directora, Virginia Croatto, fue una de esas niñas criadas durante un tiempo en aquella guardería cubana. Conservaba recuerdos vagos de esa época de su vida, y quizás por eso se dedicó a recuperarlos en la memoria de los otros.

Durante muchos años de producción y rodaje convocó a sus compañeritos hoy adultos, rescató grabaciones de los padres lejanos.

Voces registradas, voces sin cuerpos.

El documental es una combinación de momentos fuertes. Es durísima la secuencia en donde se escucha la voz de uno de los pequeños residentes entonando la marcha peronista con el entusiasmo de un joven soldado.

Pero, quizás el mayor hallazgo haya sido darle prioridad a los sentimientos antes que a la investigación histórica rigurosa. Nunca se propone contar el por qué los jóvenes montoneros fueron impelidos a volver de su exilio. Se transmiten energías de la época, sueños, idealizaciones, esperanzas genuinas, que se cuidaban y se alimentaban en un seno suprafamiliar.

Se habla de sensaciones de niños, del miedo al abandono, de la utopía de una patria que nunca llegó a  existir más que en sus corazones y en el de sus arrojados padres. Hay una playa, un cangrejo azul, un poncho montonero, recuerdos amorosos que fueron violentados después. El poncho montonero pasó a ser salteño, el cangrejo, perro de departamento; el mar, urbe y silencio.

La solidaridad y el amor de la vida comunitaria: desdén, complicidad y olvido.

Pero, a pesar de toda esa amargura que nos pesa como sociedad, la directora propone con su inspirada película un puro presente, un esbozo de regreso a los valores de sus padres.

Un encuentro.

"La guardería" cuenta algo que  pasó y muestra a los hijos de los hijos. Nos muestra a todos una vez más. Y nos interpela acerca de cómo pensamos seguir viviendo.

 

 

Malba

Av. Figueroa Alcorta 3415. Tel: 4808- 6500. Domingos de mayo a las 18.