RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Estrenos argentinos

Alptraum

Por: Laura Ávila

La segunda película de Ana Piterbarg, que en realidad es la primera que filmó, se estrena en las salas porteñas. Un atractivo policial del subconsciente. 

Quizás conozcan a Ana Piterbarg por su resonante ópera prima protagonizada por Viggo Mortensen, Todos tenemos un plan (2012). Mientras esperaba por su rodaje, un poco complicado por la agenda del actor, se dedicó a filmar un proyecto a pulmón, en blanco y negro. Una película de gran belleza estilística, que tuvo que dejar en pausa cuando se armó la otra.

Después hizo, junto a Fernando Spiner, la serie Los siete locos y Los Lanzallamas, basada en las novelas de Roberto Arlt, con adaptación de Ricardo Piglia, emitida por la Televisión Pública.

Este mes de julio le llegó la hora de ver la luz a esa cinta que tenía guardada.

Se llama Alptraum, que en alemán quiere decir Pesadilla. Y en ella se sigue la vida de Andreas, un actor de teatro que se separa de su novia y se va a vivir al departamento medio venido a menos que le presta un tío.

Bastante celoso de su novia, pero también de sus sentimientos más íntimos, Andreas sueña cosas inexplicables y perturbadoras. Quizás esos sueños sean la respiración callada de todo lo que reprime. Quizás sea todo al revés, a la manera de La noche boca arriba: la vigilia puede ser el sueño, la pesadilla lo cotidiano, lo que se parece a la realidad.

El largometraje tiene unas tomas hermosas, una bohemia a lo Godard, una fotografía que recuerda a l surrealismo de Buñuel y Dalí. También encierra cierta atmósfera ominosa, cierto aire malsano que se desprende de la psique de sus personajes. Piterbarg logra contar en imágenes la mente perturbada de un hombre.

Eso, que es una proeza, lo encaró como un trabajo poético, apelando más a las imágenes y confiando en lo que muestran antes de internarse en un guión convencional.

Germán Rodríguez es el talentoso actor que le pone el cuerpo a Andreas, el muchacho que sueña con un minotauro. Sabe que hay un monstruo que emerge cuando cierra los ojos. Su composición hace posible este vuelo onírico que alcanza la historia, hace fácil el paso de lo imaginado a lo real.

Florencia Sacchi brilla en el rol de la novia actriz, interpretando los pasajes más jocosos, que reflejan también el pequeño mundo del teatro off, con sus mezquindades y sus maravillas. El elenco se completa con Bárbara Togander,

Martín Yeyati, Raymundo Levy, Fernando Migueles, Alejandra D´Agostino (muy divertida y fresca), Ezequiel Delfino, Mario Mahler, Martín Feldman, José Mehrez,

Paula Pasnasky y Eduardo Martiné.

Una misteriosa alemana es capaz de calmar al monstruo con su dulzura. Hay un flashback perturbador en donde se convive con la infancia más desangelada.

Alptraum es poesía, es experimentación, es la tranquera abierta a la fantasía.

Como en el proceso mismo de la creación, habla de atender a los propios fantasmas interiores. Indica el camino de dejarse llevar, de sembrar la pesadilla para cosechar el arte.

 

Estreno en Buenos Aires: 6 de julio.