RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Bar & Food

Tetuán, Brasero Marroquí

Por: Georgie Gandolfo & Mabe Troconis

Un nuevo universo de sabores y texturas  invita a disfrutar una experiencia única e irrepetible.

No todo el mundo puede decir que ha probado los exóticos tentempiés de la cocina marroquí; algunos hasta ignoran su existencia. Sin embargo y con mucho agrado, Tetuán Brasero Marroquí abre su paso en la escena culinaria porteña para destacarse con una propuesta arriesgada e innovadora, situando un rincón del Medio Oriente en el centro de Palermo.

 Los colores atractivos y la trama de su fachada, no dejan que Tetuán pase desapercibido. Con una pequeña barra en su entrada, el local presenta una gran variedad de tragos y cervezas tiradas para iniciar la velada escogiendo entre opciones como The Grott, 7 Colores, Briv y Aldea, o también entre tragos clásicos o de autor, sumando una amplia selección de bebidas importadas y locales.

Entre banderines y telas con texturas y símbolos marroquíes, un pasillo estrecho y casi escondido conecta con la sala central del local. Ladrillo, madera, palmeras. Un galpón amplio y de gran altura con un ambiente cálido, invita a aquellos que quieran transportarse al otro lado del mundo y disfrutar de una experiencia fuera de lo común. Con la presencia de una mesa larga con bancos de lado y lado, y con estructuras desniveladas de madera, los visitantes participan activamente de la experiencia compartida que propone Tetuán, que simulando las casas de adobe de la región, sugiere una informalidad que reinventa la experiencia gastronómica.

Por otro lado, los ambientes del galpón se conectan e involucran a los curiosos que estén dispuestos a descubrir cómo se elaboran los vistosos platos. A través de una cápsula de vidrio, el movimiento de la cocina, acompañado de las brasas del fogón y el horno de piedra, propone un agregado a la modalidad de autoservicio del local. Una buena opción para aquellos que no sepan qué ordenar del acotado menú.

 Dicho esto, las opciones de platos del menú se reducen a lo básico y elemental de la comida marroquí. Con una mezcla de tapas y pocos platos principales, el concepto de “comida rápida” se reinventa con las opciones que presenta el restaurante. Carnes y vegetales. Salado, dulce y agridulce. Está en cada uno ordenar, sea versión pincho o versión sándwich, la presentación que más sea de su agrado.

Para recomendar, se debe decir que el Sándwich de Ojo de Bife con criolla marroquí y remolacha, es una de las mejores y más acertadas opciones para pedir, y no sorprende que sea la más solicitada. No se queda atrás el Sándwich Agridulce de Pollo que combina granada, pepino, cebolla, cilantro y limón, que maridan perfecto con una cerveza como la Honey Brew.

Si lo que se busca es un plato vegetariano, se sorprenderá con el nivel del plato de verduras asadas con cous cous y fainá, el exquisito Baba Ganoush con pan de pita, o incluso el hummus acompañado con ensaladas de remolacha. Todo junto a una explosiva, y también acertada, presencia de condimentos que caracterizan los sabores más representativos de esta región.

No se puede dejar de mencionar las Papas Rústicas que acompañan a los platos con una sabrosa textura crocante, y que con una gran variedad de salsas, enriquecen el plato principal. Recomendamos probar las Papas al Alioli, con una buena cerveza Doble Rubia.

En pareja o en grupo, el lugar es fantástico para disfrutar de un ambiente diferente e informal, que fusiona los movidos callejones del medio oriente con la diversidad gastronómica marroquí, creando un espacio descontracturado para disfrutar de un buen rato y de buena comida.

 

Tetuán Brasero Marroquí.

Tetuán Brasero Marroquí. Ravignani 1780. Lunes a jueves de 18 a 1 y viernes y sábados de 18 a 3. Happy Hour de cerveza todos los días de 18 a 20. @TetuanBraseroMarroqui /TetuanBraseroMarroqui