RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Comedia

El declive

Por: Lucho Gutiérrez

De la galera del creador teatral Nelson Valente, sale este nuevo material con un profundo contenido de humor y concientización.

Sin ningún tipo de pretensión, aparece esta obra que resalta del estándar de nuestra cartelera por ser exhibidora de un momento de la vida que es común a todo mortal.

Valente, que siempre apunta a lo profundo, gesto que le ha valido la formación de un reconocido núcleo de nuestro teatro nacional, va con este material a reflexionar sobre nuestras relaciones a la edad madura, en la que cabe la frase “hemos compartido una vida”, pero el cuestionamiento de la escena es cómo se llega a ese punto cuando se ha maltratado al compañero de viaje durante el recorrido, y aparece la sabia teoría de la causa y el efecto. Qué esperar de lo que se realiza día tras día. Cuál es el pago a nuestro destrato.

En escena dos matrimonios que se han desgatado a lo largo de una vida, amigos de muchos años que transitan juntos un domingo sórdido y rutinario, todo está latente, sin mediar conflicto aparece una diferencia que cambiará las cosas y en este estallido de volcán, se podrá observar y tomar conciencia de cuál es el modo, cuál es la forma de construir cada día de la vida una estructura que dure la cantidad de años necesarios, sin resquebrajamientos. Una  segura vejez requiere de pares con quien compartirla y también es posible decidir retirarse solo a orillas de un lago y disfrutar de la soledad. En estas meditaciones se encuentra el espectador cuando ha sido abordado por el conflicto de las parejas encarnadas por Enrique Amido, Pachy Molloy, Carlos Rosas y Lide Uranga que utiliza la frase de Nietzsche, "De nadie estamos más lejos que de nosotros mismos” como bandera de creación.

Timbre 4

Timbre 4. México 3554.  Lunes a las 21.