RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Estrenos argentinos

27. El club de los malditos

Por: Laura Ávila

Llega la delirante película nueva de Nicanor Loreti, protagonizada por Sofía Gala y Diego Capusotto.

Todos conocemos la maldición de los 27, ¿verdad?, esta leyenda urbana que habla de una suerte de maldición que impele a los músicos de rock a terminar con su vida antes de cumplir los 28 años.

La película de Loreti, en tono de bizarra fantasía, reflexiona sobre esas habladurías que son delicia de los fanáticos del rock.

Los minutos de pantalla son un sueño de color e imágenes violentas hasta el preciosismo, inspiradas en films de clase B. Recuerdan a cierto cine de Robert Rodríguez, pero también a los clásicos argentinos como la saga de Los superagentes, ese cine de tele de sábado por la tarde.

Un cantante de punk rock se tira desde una ventana alta y muere estrellado contra el capó de un auto. Una de sus fans llega a grabar esa muerte con el celular.

Parece un suicidio, pero el músico tenía 27 años y hay algo raro en el video.

El asunto llega a manos de la policía, pero también se involucra una misteriosa  cofradía que tuvo que ver con las muertes de Sid Vicious, Jimi Hendrix, Janis Joplin o Amy Winehouse.

Todo el guión, escrito por el propio Loreti, con Paula Manzone y Alex Cox ( sí, el de Repo Man y Sid & Nancy), es una excusa para filmar escenas de acción, hermosos gags visuales, tomas de una composición perfecta dentro del género.

Nicanor Loreti tiene antecedentes en la realización de este tipo de proyectos. Recordemos Kriptonita (2015), basada en el libro de Leonardo Oyola, o su fabulosa ópera prima, Diablo (2011), ganadora del Festival de Cine de Mar del Plata.

La diferencia es que en esta película hay una protagonista mujer, la joven Paula, punk del nuevo siglo, protagonizada por Sofía Gala. A través de sus ojos (y de delirantes flash back de los músicos muertos filmados en un plástico blanco y negro ¡con dobles encarnando a icónicos personajes!) va avanzando una trama que tiene que ver con momentos de adrenalina, con cuadros de alto impacto más que con un argumento clásico.

El que se destaca es sin dudas Diego Capusotto. Compone a un jefe de policía totalmente frikeado, con ánimos de pelarse contra el mundo entero. Logra un superhéroe de la vida cotidiana, reventado pero bueno en el fondo. Capusotto resuelve con miradas y posturas, entiende que esta historia pasa, como un buen cómic, a través de la imagen.

El resto del elenco lo completan El Polaco, Yayo Guridi, Willy Toledo y un montón de gente que se presta para hacer cameos y bromas visuales.

Destinada a peli de culto, con música bien al palo y una edición dinámica, alimenta la leyenda urbana de que hay un cine argentino de género posible.

Estreno en Buenos Aires: 4 de enero.