RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Documental

Fragmentos rebelados

Por: Laura Ávila

Se estrena el esperado largometraje de David Blaustein, que recompone la muerte y la vida del cineasta Enrique Juárez.

Hay documentales que son como muebles de roble. A la antigua usanza, nobles, resistentes en el tiempo, de bella factura. Este es el caso de Fragmentos rebelados (2009), el sexto largo de Blaustein, que se estrena recién a los nueve años de su producción.

El rodaje, que fue registrado en DV CAM en 2008, tiene un grano particular que hermosea las imágenes y afianza el valor de documento histórico del registro. A pesar del tiempo transcurrido entre la realización y el estreno, mantiene un interés constante, por la urgencia de lo que cuenta, por su guión que va creciendo a medida que se conocen los testimonios.

La película sigue la huella que dejó Enrique Juárez en esta vida. Sus hijos revelan  una serie de latas de 16 que él dejó y que guardaron celosamente durante años. En ellas hay parte de una película que su padre estaba filmando y otros registros épicos (como el del Cordobazo, por ejemplo).

Además de cineasta, Juárez era dirigente de la JTP, una agrupación peronista que defendía y agrupaba a los trabajadores.

Mientras se van develando, moviola mediante, los metros filmados en el pasado, la cinta del presente avanza a través de las palabras de sus hijos, de su hermano Nemesio Juárez, de sus compañeros cineastas de aquel entonces (Dolly Pussi, Humberto Ríos, Pino Solanas, Getino) , de actores y periodistas, y también de otros dirigentes peronistas, a veces enfrentados y otras mancomunados a su ideario político.

Los fragmentos rebelados del olvido son tres: una historia familiar, una historia de cine y una historia de militancia. Esos hilos se van tejiendo, minuciosamente,  ante nuestros ojos, para devolvernos la imagen de un revolucionario.

Son emocionantes las imágenes de esas latas. Episodios en blanco y negro que van constituyendo una leyenda de su autor, que sin querer fue filmando retazos de sus propias experiencias con la violencia, que fue dejando imágenes latentes de compromiso y de lucha.

El film obtuvo el Premio Especial del Jurado en la Competencia de Documentales del Festival de Cine de La Habana y fue exhibido en Buenos Aires en una función especial en el BAFICI del 2010.

Es una alegría que se estrene en forma: especialmente porque a través del testimonio de la vida de Juárez, Blaustein cuenta también un valioso capítulo de la historia de nuestro cine documental. Recomendada.

Espacio INCAA. Cine Gaumont.

Estreno en Buenos Aires: 12 de abril.