RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

20 BAFICI

The Breadwinner

Por: Laura Ávila

Entre las novedades de todo el mundo que se presentan en el festival, se destaca esta bella película de animación.

Parvana es una chica de once años. Vive en la capital de Afganistán, durante el dominio de los talibanes. Trabaja acompañando a su padre, que es escribiente en las calles de Kabul. Parvana no puede mostrar su cara, ni comprar en los negocios. Tampoco puede salir sola, ni siquiera a jugar a la vereda. Su país es un territorio en guerra y la violencia se ejecuta especialmente contra las mujeres.

Aún así, ella se pone un pañuelo en la cabeza que solo le deja ver los ojos y acompaña a su padre, a su Baba, a trabajar, porque al viejo le falta una pierna.

Todo va bien hasta que los talibanes detienen a su papá y su familia se queda sin recursos. Como son todas mujeres, con un bebé pequeño a cargo, Parvana decide disfrazarse de varón y salir a ganarse el pan en las calles, a pesar de correr peligro de muerte si la descubren.

Esa es la línea del relato de The Breadwinner, delicada realización de Nora Twomey, con guión de  Anita Doron, basada en el exitoso best seller de literatura infantil y juvenil de Deborah Ellis, que también participó del libro cinematográfico.

La animación, llevada a cabo con el trabajo de centenares de artistas, es el resultado de combinar la última tecnología con recursos tradicionales.

Hay dos estilos que comparten las tramas narrativas.

Uno es más plano, en 2D, con colores más apagados que describen la penosa realidad de Kabul. Los fondos son magníficos, realistas y rigurosamente investigados.

El otro estilo se acerca más al recorte con papel (efectos cutout que semejan un stop motion) y sigue la visión de un cuento que Parvana le cuenta al bebé.

La película no es estrictamente para niños. Tiene pasajes crudos y sombríos en donde se denuncia la violencia de género y los atropellos a los derechos humanos.

Sin embargo, puede verse junto a los chicos. No hay imágenes que contengan golpes bajos. Con un registro cercano a la poesía, la directora describe el horror como en un cuento infantil, con monstruos de grandes colmillos y lenguas de fuego, en ese registro especial de animación del que hablábamos antes. 

En ese relato interior el héroe se llama Sulayman, como el hermano mayor de Parvana que se llevó la guerra.

Todo el dolor y el espanto se pueden sacar afuera a través de la palabra.

The Breadwinner es una pequeña joya triste de estos tiempos.

Pertenece a Cartoon Saloon, la compañía irlandesa de animación responsable de producir también The Secret of Kells (2009) y Song of the Sea (2014).