RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Personaje BUE

Mauricio Kartun



TEATRO

Lo bueno de llegar retrasado a un éxito es que se lo podés recomendar a otros retrasados como vos: Mi hijo solo camina un poco más lento, la puesta preciosa de Cacace que ahora está los lunes en El Picadero. Otra que se repuso en El Extranjero: Millones de segundos. La vi el año pasado, un laburo realmente notable de Raquel Ameri. Pero lo extraordinario de la cartelera porteña no está tanto en sus fijas como en la chance de salir a encontrar. Es tan enorme la cantidad, calidad y variedad (y tan poco común en cualquier ciudad del mundo) que esa práctica de ir creando tus propios recorridos, tus favoritos, de iniciar a otros, de conocer espacios, se vuelve una actividad apasionante en sí misma. Ser espectador de teatro en Buenos Aires no es sólo una actividad alternativa, puede ser una especie de rara ocupación.



MÚSICA

Pasan las décadas y el notable Tata Cedrón sigue haciendo esas mezclas suyas irresistibles, acaba de sacar un disco nuevo donde musicaliza poemas del mítico Héctor Pedro Blomberg, Jamaica Maru. Munditos portuarios, tristezas prostibularias, el universo de aquellos poetas tremendos de los ´30 a los que musicaliza como nadie y le pone su voz nasal inconfundible.

Zorzal, el disco de Axel Kryeger. Es de hace unos cuantos años ya pero no me canso de escucharlo, lo tengo en un pendrive en el coche y me acompaña tupido en la ruta. Delicioso, divertido y musicalmente redondo. Escuchar música en los viajes es una especie de soporte especial, de concierto diferente que me gusta planear. Me armé en otro pendrive la discografía completa de Elvis Presley, por ejemplo, y lo encajo ponele en las cinco horas hasta la costa. Haciendo zapping corre la vida del ídolo de mi adolescencia y disfruto como en una novela de sus cambios de estilo, de vida, los siento en el sentido más literal. En Chascomús lo tengo en la cima, en Dolores fisura, y llegando a Madariaga me conmueven sus bufidos del final. Un viaje dentro del viaje.



PLÁSTICA



CINE

Lo bueno ahora con  las plataformas es que podés ver volver a ver lo de la temporada pasada. Entre las nacionales reincidí muy entusiasmado con dos. En ambas me fascinó algún trabajo actoral. El de Leonardo Sbaraglia en El otro hermano y el de en Joaquín Furriel en El Patrón. Volver a verlos conociendo el argumento y mirar ahora los detalles de la composición para disfrutar esa parte de lo artístico, que siempre se mira como parte de un todo pero que es en realidad una unidad singular de creación y de disfrute, una fuente especial de placer. Qué grandes actores tenemos por acá.

De las extranjeras aprecié como muchos a La favorita, Roma y Lazzaro feliz. Entre las menos difundidas, me partió la cabeza la extraordinaria The tale. El tema del abuso infantil está tratado de tal manera que desenvuelve de a poco y de una forma muy sorprendente los mecanismos de naturalización que la cabeza del adulto hace a veces del abuso sufrido. Hay una imagen sobre la construcción del recuerdo que ya por esa nomás vale la pena la peli. 



BAR

Sin salir del barrio tengo variedad. En Vera y Malabia está Crespín. Fue durante muchas décadas un bar de tacheros, un bolichito de esquina medio fané, de esos con taxis siempre estacionados en doble fila;  y hace unos años se reconvirtió en cafetería pastelería, incorporó una carta de especialidades deliciosas. Probaté el Rol de canela tibio con helado y después me contás.



RESTO

Acá en Villa Crespo hay dos opciones muy recomendables. En Araoz y Velazco está Salgado que es una fija; lo que pruebes en pastas está bueno. A veces se pone complicado conseguir mesa, pero con un poco de paciencia vale la pena. Y para tapear tranquilo y tomar cerveza: La esperanza de los Ascurra en Aguirre al 500. Lugares además que atienden bien.



UN SUEÑO

   

Mauricio Kartun

Dramaturgo y director teatral, referente indiscutido, tanto en el pais como en el exterior.