RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Muestra permanente

Colección de arte Lacroze de Fortabat

Por: Fernando Arenas

Conocida popularmente como Amalita, esta mujer dejó una colección que fue atesorando a lo largo de su vida y que hoy disfrutamos todos.

Ella consideraba que recorrer el espacio donde los hombres atesoran las más preciosas obras de su creación, donde viven el espíritu, el talento y la imaginación de los artistas, era una experiencia única y fascinante.

Con ese criterio hizo construir un edificio especialmente pensado para albergar manifestaciones artísticas. El resultante, obra del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, es en sí mismo una gran obra de arte que posee características únicas para su función y el perfecto clima para la conservación de obras, como así también una cúpula cubierta por un sistema de parasoles móviles de aluminio que se abren y cierran según la posición del Sol por medio de un sistema binario.

Allí dentro se encuentran las más valiosas obras de arte, y no hablo solo de lo económico, como podría decirse del “Juliet and her nurse” de Joseph Mallord William Turner, adquirida en siete millones de dólares, o “La tropilla” y “Entre durazneros floridos” de Fader, valuadas en casi medio millón.

Me refiero a la calidad de los autores, al maravilloso criterio para la adquisición y curaduría que Amalita poseía. Pasarse un día allí adentro no bastaría para disfrutar todo lo que hay.

La visita comienza con su famoso retrato, realizado por el genio del pop Andy Warhol, pinturas de sus nietos por Antonio Berni, obras familiares de gran interés que dan la bienvenida al espectador. Hay una sala con las mejores firmas que expusieron en el paisaje argentino como Fernando Fader, Cordiviola, Butler, Alice, Molina Campos, Botti, Malanca y Thibon de Libian, que también es una impactante forma de iniciar el recorrido.

En el piso inferior está la completa presentación del elenco de artistas argentinos que van desde de Emilio Pettoruti, Lino Enea Spilimbergo, Leopoldo Presas, Juan Carlos Castagnino, pasando por Berni, Raúl Soldi, Maccio, Noé, De la Vega  Deira, Carlos Alonso, Roux, Carlos Gorriarena, Luis Benedit, Nicolás García Uriburu, Molina, Amalita Amoedo, Pérez Celis y tantos otros, que esta sección se convierte en una verdadera clase de arte figurativo argentino.

La sorpresa sigue en la colección internacional, con imágenes del pintor de Flandes Pieter Brueghel II, allí está la famosa “La torre de Babel” del holandés Maarten Van Hemskerck, varias obras del escultor Auguste Rodin, un Chagall, dos Dalí... Una verdadera caricia al alma, una alegría inmensa y suave es lo que deja la permanencia en este sitio. Aconsejo no perderse esta posibilidad de disfrute.

Olga Cosenttini 141. Dique 4, Puerto Madero. De martes a domingo de 12 a 20.