RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Mirador

Zirkel

Por: Mariano Dupoux

Pensar en pasar las fiestas en el nido de un gorrión puede ser algo poético o  excéntrico, pero para nada imposible en esta ciudad.

Desde hace algún tiempo Zirkel es el nuevo nombre del restaurante del tradicional Club alemán, ubicado en el bajo de Avenida Corrientes. Este club ocupa los últimos pisos de la torre, conocida por albergar en su planta baja a la Goethe.

El último piso, el 22, es uno de los miradores más apasionantes que tiene la ciudad y es allí el espacio que fue tradicionalmente destinado para el suntuoso restaurante. A modo de nido de gorrión, permite tener una vista panorámica de Buenos Aires. Es realmente un espectáculo imperdible, desde las distintas caras del edificio se ven las bellas cúpulas, los imponentes rascacielos, los hermosos pulmones que posee esta metrópolis, formando un paisaje con nuestra identidad. Saborear los exquisitos platos del mediodía con esa vista, en reuniones de trabajo, es una de mis experiencias preferidas. Ahí entro en una disputa interna por las atracciones del menú y suelo debatirme entre la pesca del día con ensalada de remolachas, chucrut y manzanas, el Gravlax o el Risotto de malbec y romero con crocante de parmesano, y a veces por el tradicional Goulash con spätzle en temporadas invernales.

Zirkel, Club Alemán

Av. Corrientes 327, piso 21/22°. Para reservas llamar al 4311-3313 o por mail a info@zirkel.com.ar. Lunes a viernes de 9 a 24. Sábados de 17 a 01. Domingos cerrado. Por las noches, estacionamiento propio sin cargo, con reserva previa.