RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Comedia

Orillera

Por: Gustavo Friedenberg

En los márgenes del teatro futuro

Toto Castiñeiras es bien conocido por ser “el clown del Cirque du soleil”, pero está claro que es ese y muchos más. En los últimos años ha estrenado varias obras; Gurisa y su hilarante adaptación de Las de Barranco, destacan entre las más recientes no sólo por su exquisitez, sino por lo que de a poco se fue consolidando en un sello personal del director marplatense.

Orillera es su última creación y se presenta posiblemente como lo mejor de una estirpe. Es que Castiñeiras ha entendido como pocos, no sólo cuáles son las características  que definen y convierten al teatro contemporáneo en un estilo de excelencia, sino que, un paso adelante, parece intuir hacia dónde se dirige.

Quienes hayan asistido a alguna de sus puestas anteriores vivirán con entusiasmo el reencuentro con varios de sus actores emblemáticos, y es justo decir que cuenta con un elenco que es la envidia de cualquier director: una decena de artistas tan potentes como singulares, y cuyas virtudes son inteligentemente explotadas a través de una dramaturgia que va tejiendo relato de a pedacitos, pero a la vez de forma sólida y compacta. Si las realidades que atraviesan son  patéticas y marginales, todos los personajes resultan atractivos y entrañables, estimulando el indiscreto deseo de conocerlos más, sumergirse en su mundo.

A modo de coro, los cuerpos de Mariela Acosta, Juan Azar, Julieta Carrera, Nicolás Depettre, Manuela Méndez, Teresa Murias, Mauro Pelle, Fred Rasposo, Corina Romero y Roco Saenz están en función de la escena dispuestos a todo: son actores, bailarines, músicos, iluminadores y utileros: casi podría decirse que no hay nada por fuera de ellos.

La obra se comporta como un mar revuelto: las olas llegan unas tras otra antes de que el bañista alcance a prepararse o sienta el deseo de zambullirse en la siguiente. Pocas veces encontramos buenos textos, bien actuados y bien dirigidos: Orillera es una playa exótica y cautivante en la cual el espectador se querrá bañar. 

Centro Cultural 25 de Mayo

Av. Triunvirato 4444 - Viernes 21hs