RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Turco

El árbol de peras silvestre

Por: Eduardo Ferro

La poética al servicio de la enseñanza y de la función social que deja una parábola en la cual reflejar al espectador

 

El brillante director turco, Nuri Bilge Ceylan, presentó en el 2018 este film de profundidad psicológica, con algunas novedades, que quiebran con cierta solemnidad y sequedad propios de su riguroso trabajo, con buena dosis de humor y emoción que construyen un delicioso relato .

El árbol de peras silvestre narra el punto de vista de Sinan (Aydın Doğu Demirkol), un testarudo muchacho veinteañero, algo cínico e irritante que regresa al hogar familiar en una zona rural luego de graduarse en la carrera de Letras. Desprovisto de futuro, pero obsesionado con publicar un libro, elige un lugar que no es precisamente un centro literario cargado de oportunidades.

Allí aparece la decepcionante relación con su padre, compuesto magistralmente por Murat Cemcir. Se descubre la desastrosa relación con su madre y hermana. Su timidez, sumada a un aire de superioridad, será nefasta en el vínculo con sus amigos y el entorno pueblerino que estalla en las tradicionales contradicciones entre aquellos que regresan de la gran urbe en oposición a las costumbres de quienes permanecen en el sitio como modestos habitantes.

Brillante guionista, virtuoso puestista y director de actores, Nuri Bilge Ceylan produce momentos de humor y un espacio para la emoción, en las resoluciones con los vínculos que convierten a El árbol de peras silvestres en la película más accesible y tierna de su filmografía.