RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Unipersonal

Romance del Baco y la vaca

Por: Atilio Tustali

Un espectáculo que llena de orgullo y agranda el pecho de la cultura de la ciudad, un ícono que quedará por siempre.

Es sabido que los textos de Gonzalo Demaría son joyas de nuestro presente, que este prolífero autor despierta curiosidad y regocijo en cada propuesta y que redobla la apuesta en cada nuevo material. En esta oportunidad, la calidad de su creación es superlativa, una obra de arte de gran complejidad, belleza e inteligencia puesta al servicio de una desopilante historia. El disparador surge de un mensaje bizarro que se pasan por dispositivo móvil entre Demaría y su amigo el actor, Marco Antonio Caponi, con quien comparte un vínculo laboral estable, sostenido por cuatro títulos del autor: La anticrista y las las langostas contra los vírgenes encratitas con dirección de Demaría, El Acto Gratuito y Pequeño circo casero de los hermanos Suárez, con dirección de Luciano Cáceres y este Romance del Baco y la vaca, con dirección de Daniel Casablanca.

Sobre la maravillosa caja negra de Timbre4, Caponi representa las efectivas ideas de puesta que Casablanca diseñó para esta narración. Se expresa con una particular energía, que parte de ese conocido afán por el riesgo constante que transita en el escenario, logrando una impecable entrega de sorprendente naturalidad, sobre un laberíntico texto construído en verso gauchesco.

Baco es un forajido que vive una extravagante historia de amor pampeana. Es un héroe romántico con un modelo de mujer poco convencional, justificado por el ámbito de crianza. Un hombre de códigos gauchescos al ritmo del blues. Un personaje con una historia que sólo puede salir de la genial cabeza de Gonzalo Demaría.

Es de destacar el vestuario de Pamela Martinelli que completa esta historia que posee la gracia de tener el diseño de luces del artista Gonzalo Córdova. ¡Imperdible!. 

Timbre 4

México 3554 - domingos a las 21:30h