RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Muestra homenaje

Centenario: Fellini en el mundo

Por: Hernán Rossi

Muestra por cumplirse el centenario del genial creador que revolucionó el 7mo arte en la segunda mitad de siglo XX.

Fotos inéditas, dibujos personales, procesos creativos, vestuario original, diseño escenográfico, guiones y partituras, junto a testimonios y anécdotas, serán exhibidos en las salas de exposiciones temporarias y el piso principal del imponente Palacio Errazuriz Alvear, sede del Museo Nacional de Arte Decorativo.

La muestra se exhibió en Roma y varias ciudades italianas en 2020, pasó por Sao Paulo y ahora llega a Buenos Aires.

He aquí un artista que, aunque muy italiano, se ha convertido en patrimonio universal y referente absoluto para todo aquel que quiera acercarse al séptimo arte. Es una invitación a las generaciones más jóvenes a acercarse a un maestro del pasado, para que no se rompa el hilo de la memoria y se restablezca, el tejido cultural. A pesar de su gigantesca estatura, Fellini mantuvo hasta el final una actitud hecha de discreción mezclada con ironía, una posición excéntrica y apartada dentro del mundo del cine, sobre el cual tenía una mirada a veces participativa, a veces distante, siempre marcada por una profunda libertad de opinión. Libertad que nacía de saber que su
cine era una máquina de soñar, un cine-falsedad, como le divertía definirlo. Fiel a esta visión, Fellini había creado su propio lenguaje visual y sonoro. Firma inconfundible de su estilo: el vestuario, los decorados, el maquillaje exagerado, inspirado en el tan querido mundo del circo; las luces a veces densas, a veces matizadas; la música de Nino Rota primero y luego de Nicola Piovani, auténtica banda sonora del sueño felliniano. Y una actriz-musa, que fue también una compañera de toda la vida, Giulietta Masina, y un actor-alter ego, Marcello Mastroianni, para ser la amalgama y la levadura de ese fantástico mundo onírico, a su vez paradójicamente tan real, del director de Rímini.
Si la exposición que aquí se presenta consigue dar una idea de esta magia de su lenguaje y de su forma de entender una película, como un viaje sin rumbo definido, a bordo de la nave que va, podemos decir que ha contribuido a satisfacer esa inextinguible necesidad de asomarse por un momento a un mundo paralelo, donde las únicas leyes que rigen son la de
la fantasía y el sueño. Y Dios sabe cuánto lo necesitamos.
 

Museo de arte decorativo

Av. del Libertador 1902 - Jueves a domingos de 13 a 19hs. Con inscripción previa (link en nuestro home)

https://museoartedecorativo.cultura.gob.ar/exhibiciones/